page title img

LA CIUDAD DE VALÈNCIA

História - Cultura - Arte

En nuestra ciudad tenemos vestigios romanos i árabes, monumentos románicos, góticos y tambien del Renacimiento italianizante, del barroco, del Neoclasicismo y hasta del Modernismo por tanto nuestro patrimonio histórico-arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad de todos los valencian@s que debemos conocer y disfrutar. El fomento y difusión de nuestra historia y de sus monumentos arqutectonicos es una tarea de todos y que yo practico con orgullo y satisfacción.

Mi propósito es que conozacas mejor y estimes más tu ciudad con la satisfacción de cumplir un deber de cultura, arte y valenciania. Te propongo acercarte a la historia de la Ciudad de València, a través de las etapas que más abajo se indican donde verás las claves históricas que acontecieron en cada tramo histórico.

Torres de Serrans

Valentia (138 a.c.-711)

Valentia, fundada en el 138 a. C., era una de las ciudades romanas más antiguas de Hispania. Su enclave era estratégico y se pobló con soldados licenciados del ejército. La ciudad prosperó rápidamente, llegando a acuñar moneda. Sin embargo, en el 75 a.C., en el contexto de las guerras civiles de Roma, fue destruida y quedó abandonada cerca de medio siglo, siendo refundada en época de Augusto. En la segunda mitad del siglo I d.C. la ciudad crecía con decisión, llegando nuevos colonos y erigiéndose importantes construcciones públicas. La decadencia del Imperio en el siglo III se hizo notar también en ella, llegando a despoblarse barrios enteros. Formalmente visigoda desde el año 546, la ciudad no entró en la órbita del reino de Toledo hasta el 571, durante el reinado de Leovigildo.(Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Puente de paso que une la Catedral con el Palacio Arzobispal

Balansiya (711-1238)

En el 711, Valencia inició una nueva etapa ligada a la cultura islámica. La medina comenzó a crecer en época califal y alcanzó un gran desarrollo al convertirse, en 1010 en la capital de un Reino de Taifa Independiente. El Cid se hizo con Balansiya a finales del siglo XI, pero los almorávides reinstauraron el dominio musulmán poco después de su muerte en 1102. A partir del 1171 Balansiya fue gobernada por los almohades hasta 1238, año en que capituló y pasó a ser de dominio cristiano de manos de Jaime I el Conquistador. (Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Torres de Serrans

Valencia en la Edad media (1238-1519)

Tras la conquista del rey Jaime I, Valencia inició una nueva etapa. La ciudad constituyó el núcleo fundador del nuevo Reino de Valencia. Durante el Trescientos Valencia padeció graves contratiempos como revueltas, la peste negra y diferentes guerras que desequilibraron la vida cotidiana de la ciudad, pero superó el bache gracias a la dinámica económica ascendente. Por ello, el siglo XV fue un Siglo de Oro para la ciudad. Sin embargo, este esplendor se rompió a principios del Quinientos a causa de las dificultades financieras y la crisis del sistema gremial. En este tiempo la Iglesia fue ocupando los espacios de poder, destacando la figura del obispo Justiniano, que le procuró un efímero periodo de esplendor.(Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Puente de paso que une la Catedral con el Palacio Arzobispal

De las Germanías a la Nueva Planta (1519-1707)

La entrada en Valencia en época moderna estuvo marcada por la Germanía. Los agermanados se alzaron contra la nobleza y la jerarquía eclesiástica, llegando a controlar Valencia entre 1519 y 1520. El espíritu de la Contrarreforma arraigó con fuerza y el afán por la unidad religiosa culminó en 1609 con la orden de expulsión de los moriscos. La grave crisis económica del XVII y la peste de 1647 provocaron numerosos motines, que se mezclaron a principios del XVIII con un conflicto de importantes consecuencias para la ciudad: la guerra de sucesión. (Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Palacio de Cerver

El municipio Borbónico (1707-1833)

A la muerte de Carlos II sin descendencia se produjo la Guerra de Sucesión que enfrentó a Felipe d’Anjou y al archiduque Carlos de Austria. (al que Valencia reconoció como rey en 1705). El 25 de abril de 1707, los austracistas fueron derrotados en la Batalla de Almansa y, poco después, el nuevo rey Felipe V, promulgó los decretos de Nueva Planta, que abolían los fueros del Reino de Valencia. El siglo XVIII, fue también el Siglo de las Luces, encontrando la Ilustración un eco ferviente en Valencia. En 1808 comenzó la Guerra de la Independencia contra Francia (Napoleón). Durante el conflicto se elaboró la constitución liberal de 1812 en Cádiz contando con representantes valencianos. En 1814 Fernando VII decretó en Valencia la vuelta al absolutismo, cosa que impulsó las revoluciones burguesas que jalonaron el siglo XIX. (Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Palacio de los Catalá de Valeriola

La ciudad del vapor (1833-1917)

El Ochocientos es un siglo de transformaciones: Valencia se convierte en una ciudad burguesa e industrial. A mediados de siglo Valencia comienza el despegue industrial, posibilitado por las mejoras en las infraestructuras urbanas (puerto, carreteras..). La ciudad crece materialmente y en 1865 se derriban las murallas y se planifica el ensanche, introduciendo nuevas infraestructuras como el agua potable, el gas o la electricidad. La Exposición Regional de 1909 es el escaparate de los grandes adelantos de la época, pero, a la vez, se desarrolla en medio de un clima cada vez más deteriorado debido a las intensas luchas sociales que ponen de manifiesto la otra cara del progreso económico. Durante el conflicto se elaboró la constitución liberal de 1812 en Cádiz contando con representantes valencianos. En 1814 Fernando VII decretó en Valencia la vuelta al absolutismo, cosa que impulsó las revoluciones burguesas que jalonaron el siglo XIX. (Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Refugio en la calle Serranos

La modernidad truncada (1917-1975)

En términos históricos, el siglo XX comienza con la gran huelga general de 1917 que liquida el sistema bipartidista de la Restauración y abre paso a las ideologías. La IIª República introdujo importantes avances sociales, pero no consiguió superar el clima de creciente enfrentamiento. El orden político se rompe en 1936 con la sublevación del general Franco. Sin embargo, Valencia permaneció en el bando republicano hasta el final de la guerra. Los primeros años de la dictadura estuvieron marcados por la autarquia y el racionamiento; sin embargo, en los 60 se inició una etapa de desarollo caracterizada por el crecimiento urbanístico y la llegada masiva de immigración. La muerte de Franco en 1975 abrió el camino hacia la democracia. (Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)
Ciutat de les Arts i les Ciències

La Valencia vivida (1975-2003)

A partir de 1975 se inició la transición democrática y, posteriormente, la transferéncia de competéncias a la Comunitat Valenciana, que ha permitido la recuperación de la lengua y cultura propias. En las dos últimas décadas, Valencia ha llevado a término proyectos emblemáticos, com el Jardí del Túria, l'IVAM, el Palau de la Música o el de Congressos, el metro, o la Ciutat de les Ciències. Pero, juntamente a éstos, son las infraestructuras y los servicios los que convierten a Valencia en una urbe moderna, abierta a la multiculturalidad y con un papel cada vez más preponderante en el contexto mediterráneo y europeo.(Fuente consultada: Web del Museo de Historia de València)